Los fondeos ecológicos promueven la náutica y la protección del fondo marino

Los anclajes ecológicos comportan una mejora del entorno, con lo que se incrementará el interés turístico de la zona y se convertirá en una mayor fuente de ingresos para los ayuntamientos.

Las anclas y cadenas de fondeo de las embarcaciones producen un impacto negativo sobre los fondos marinos por causa del arranque y arrastre. En los últimos años se está registrando un incremento del uso de los anclajes ecológicos para la preservación del fondo marino y la posidonia. En las Islas Baleares existe el Decreto del Consejo de Gobierno de Illes Balears de 2018, normativa que prohíbe el fondeo de embarcaciones sobre la posidonia oceánica y promueve los anclajes de bajo impacto. En Murcia se pretenden instalar fondeos ecológicos para proteger las praderas de fanerógamas del litoral de Cabo de Palos. También en Francia, en el Parque Nacional Calanques, pretenden instalar, a partir de 2024, boyas de amarre con fondeo ecológico para que los navegantes fondeen en la boya y no en la pradera de posidonia.

Los fondeos ecológicos de Almarin eliminan por completo la erosión por borneo de la línea de amarre y se pueden sujetar al fondo con un anclaje mecánico o de gravedad, ambos considerados de bajo impacto. Compuestos por un elemento de elastómero y un cabo sintético en lugar de una cadena, estos anclajes ofrecen estabilidad y comodidad al usuario, ya que absorben energía y disipan las fuerzas provocadas por oleaje y viento. Los elastómeros fabricados específicamente para esta aplicación, con miles de instalaciones en todo el mundo, pueden alargarse repetidamente hasta un 70% y volver a su longitud original. En casos puntuales pueden llegar al 200% de extensión. Resistentes a la bioincrustación, además de reducir la huella medioambiental, absorben los tirones a las embarcaciones.

“Este tipo de fondeos ecológicos requieren una inversión inicial ligeramente superior a los fondeos clásicos con cadenas, pero, como contrapartida, aumentan la densidad de amarres debido al reducido radio de borneo y disminuyen los gastos de mantenimiento”, explican desde Almarin. Además, al ser respetuosos con el medio ambiente, a medio plazo “comportará una mejora del entorno, con lo que se incrementará el interés turístico de la zona y se convertirá en una mayor fuente de ingresos para los ayuntamientos”. Determinar cuál es el fondeo adecuado en un área delimitada requiere conocimiento técnico, un estudio de la zona con cálculos de fondeo y un plan de organización de las embarcaciones. Con una solución bien dimensionada y un correcto asesoramiento, el amarre puede llegar a tener una vida útil de 30 años, añaden los expertos de Almarin.

Publicado en Puerto y Ciudad- Diario del Puerto.

Configurar cookies

Esta web utiliza cookies para mejorar su experiencia mientras navega. Las cookies que se clasifican como necesarias se almacenan en su navegador, ya que son esenciales para el funcionamiento de las funcionalidades básicas de la página web. Estas cookies serán almacenadas en su navegador solo con su consentimiento. Pero la exclusión voluntaria de algunas de estas cookies puede afectar su experiencia de navegación.

Necesarias

Las cookies necesarias son absolutamente esenciales para que la web funcione correctamente. Esta categoría solo incluye cookies que garantizan las funcionalidades básicas y las características de seguridad de la página web. Estas cookies no almacenan ningún tipo de información personal

No necesarias

Las cookies no necesarias son aquellas que pueden no ser particularmente esenciales para que el sitio web funcione y se utilizan específicamente para recopilar datos personales del usuario a través de análisis, anuncios y otros contenidos incrustados. Es obligatorio obtener el consentimiento del usuario antes de ejecutar estas cookies en su página web.