Home » Noticias » Nuevos accesos fluviales en Tavira (Portugal)

Nuevos accesos fluviales en Tavira (Portugal)

28/01/2021

Tavira es un municipio del Algarve conocido por sus numerosas pequeñas iglesias y capillas, así como por las hermosas playas con extensiones de arena infinita, la mayoría de las cuales se encuentran en una pequeña isla, únicamente accesible en barco. Para permitir un acceso controlado y sostenible por vías navegables interiores, los transbordadores navegan por el río Gilão para facilitar que los turistas, pescadores y proveedores de servicios crucen a la isla. En ambas orillas del río, en el centro de la ciudad y en la isla, en estos dos últimos años se han construido infraestructuras para una movilidad más segura de turistas, bienes y servicios. Ambas estructuras están compuestas por pantalanes flotantes para carga, descarga y atraque temporal.

Lindley ha sido la empresa asignada por las autoridades locales para fabricar, suministrar e instalar soluciones flotantes, puentes de acceso y sistemas de amarre para ambas infraestructuras. En esta orilla se ha instalado recientemente una infraestructura flotante de 260 metros de longitud en el río Gilão, junto al antiguo muelle en el centro de la ciudad, para mejorar la seguridad y comodidad al acceso a las embarcaciones y al río. Docapesca asignó a Lindley la fabricación e instalación de una solución ‘llave en mano’ compuesta por pantalanes flotantes, amarres, accesos y servicios. Los pantalanes flotantes de hormigón flotante continuo (PFC), cada uno de 12 o 15 metros de longitud y 3 metros de ancho, se destinan a cuatro áreas diferentes: transbordadores, operadores turísticos privados, actividades de pesca, guardacostas y una pequeña gasolinera flotante.

En el lado de la isla, Lindley construyó tres muelles, con diferentes dimensiones, especialmente en su francobordo, para amarrar embarcaciones con diferentes características y aplicaciones, como taxis acuáticos, transbordadores y embarcaciones privadas para acceder a la isla de forma segura y cómoda. Esta infraestructura se diseñó con pantalanes de hormigón flotante continuo (PFC) con tarimas de madera y amarrados por pilotes. El muelle exterior de 40 metros de lomgitud y 5 metros de ancho con un francobordo de 1,1 m sin carga permite un fácil atraque y operación de transbordadores. Los dos pantalanes interiores, cada uno de 20 metros de largo, 3 metros de ancho y 0,6 metros de francobordo sin carga, han hecho viable el amarre de embarcaciones más pequeñas, como pequeños taxis acuáticos, barcos de servicio y de pesca. También se instalaron los servicios eléctricos y de agua recomendados, así como equipos de seguridad y emergencia de acuerdo con la normativa vigente, y puentes de acceso separados con dimensiones de 20 x 2 metros para permitir la circulación independiente.