Home » Noticias » 90º Aniversario del Grupo Lindley

90º Aniversario del Grupo Lindley

06/04/2020

En abril de este año el Grupo Lindley conmemora sus 90 años de existencia.

Su origen se remonta al año 1930 en Lisboa (Portugal), cuando los ingleses Rudolf Ahlers y Antonio Lindley fundaron la empresa Ahlers Lindley, Lda. con un capital inicial de £400, cuya principal actividad era el comercio de la importación de papel. Entre los años treinta y cuarenta, el negocio se concentraba en la importación del papel de alta gama, que se desarrolló de forma exitosa pese a que, pocos años después de su inicio, Antonio Lindley se quedó solo al frente de la empresa.

Uno de los primeros pasos de diversificación del negocio fue la compra de una mina de estaño en el norte de Portugal denominada Tuella Tin Mines Lda. Esta nueva actividad se fue desarrollando hasta tener en propiedad varias minas y desencadenó finalmente en una colaboración con los países aliados durante la Segunda Guerra Mundial, a través de la exportación de minería desde Portugal que, en ese momento, era un país neutral.

En la década de los cincuenta se amplió la actividad con la distribución de maquinaria portuaria y, concretamente en 1956, Ahlers Lindley suministró las primeras grúas de vapor a la Armada Portuguesa para la Base Naval de Alfeite, en Lisboa, fabricada por la marca inglesa Thomas Smith & Sons, Ltd., de las cuales una aún existe.

Durante los años sesenta el negocio siguió creciendo, manteniendo una posición dominante en el mercado del papel de calidad a la vez que ampliaba la oferta de maquinaria destinada a la industria, con la distribución de las primeras carretillas Conveyancer, grúas del fabricante “Jones” y trituradoras cónicas “Symons”, además de metales, plásticos y productos químicos a través de las multinacionales Union Carbide y Albright Wilson, British Aluminium, entre otras.

En 1966, después de un periodo de gestión en manos de la viuda de Lindley, la segunda generación de la familia Lindley asumió el control del Grupo. Se estructuró la actividad con la venta de las minas y la focalización en el área de distribución de bienes y equipos.
Al cabo de 15 años, la sede se estableció en el Edificio Mical en Cascais, donde permanece en la actualidad. Su ubicación inicial fue en Lisboa, en la zona portuaria de Cais do Sodré, pero también contó con instalaciones en Porto y en otras ciudades portuguesas. El edificio Mical cayó en manos del Grupo a cambio de una deuda de una importante metalmecánica, Mical - Mecanica Industrial de Cascais, Lda., fundada en 1951, cuya gestión fue asumida en 1981, cuando el grupo contaba con unos 200 empleados. Mical se dedicaba a la fabricación de maquinaria para canteras como trituradoras, cribas y cintas transportadoras.

Con la fuerte crisis que azotó Portugal en el inicio de la década de los ochenta empezó la división del negocio en empresas especializadas e independientes y, a su vez, se produjo la entrada de nuevos socios. La estructura en esa época era la siguiente:
- Almovi: Elevación de cargas y plataformas de acceso
- Almec: Aire comprimido industrial y equipos de decapado
- Alquema: Químicos industriales y plásticos
- Florestal: Equipos forestales y de procesado de maderas
- Alma: Alquiler de plataformas y andamios
- Lindley: Equipamiento flotante para marinas y puertos deportivos

El negocio de Almovi se desarrolló con fuerza gracias a la representación de marcas emblemáticas en Portugal, concretamente de grúas Grove y Demag, plataformas Simon y pórticos Marine Travelift. Por otro lado, Lindley se erigió como la compañía de marinas y señalización marítima portuguesa por excelencia. Sin embargo, las otras empresas fueron vendidas o cerradas. En la década de los noventa entró la tercera generación de Lindley en el Grupo.

En la década del 2000, tuvo lugar la consolidación del negocio marítimo-portuario: Almovi fortaleció su posición como empresa especializada en distribución y mantenimiento de grúas y plataformas para puertos e industria; Lindley desarrolló su propia ingeniería en el sector de marinas y ayudas a la navegación; y, por último, Mical era el fabricante para ambas compañías.

La internacionalización del negocio con Almarin, empresa fundada en 2004 para dar respuesta al sector de la señalización marítima en España. Mas tarde, en 2011, Almarin y Lindley, las dos empresas fabricantes del grupo en ese momento, desembarcaron en Sudamérica con algunos proyectos emblemáticos, como el balizamiento de los principales puertos de Colombia ejecutado por Almarin en colaboración con la Armada Colombiana. En paralelo, Lindley estaba desarrollando su negocio en Brasil, con la consiguiente creación en 2015 de Lindley BR, una filial de Lindley en Rio de Janeiro, y posteriormente llevó a cabo la ejecución de la obra emblemática de Marina da Glória, base de los Juegos Olímpicos en 2016, entre otros proyectos relevantes en ese país.

En 2016 el Grupo invirtió en Salt Technologies, que inició su actividad desarrollando áreas de cálculo y visualización de estructuras marítimas flotantes. En años posteriores, desarrolló “Nephos”, una solución online que se ha convertido en el programa de ingeniería más avanzado del mercado para el cálculo de estructuras “jackup” destinado a sus operadores.

Actualmente, la estructura del accionariado del Grupo Lindley está compartida por las familias Lindley, Arriaga, Vasconcelos Días, Simões y San Vicente, y está respaldada por un equipo humano de más de cincuenta profesionales, entre ellos expertos en sus respectivos sectores.

Gracias a este equipo y a la credibilidad de 90 años de experiencia, las empresas del Grupo Lindley siguen invirtiendo en su renovación e innovación, a la vez que manteniendo los valores de compromiso para cumplir con su misión de proporcionar las soluciones más fiables a los proyectos de sus clientes.